Actas notariales

 Según el artículo 17 LN y 144 RN “las actas notariales tienen como contenido la constatación de hechos o la percepción que de los mismos tenga el notario siempre que por su índole no puedan calificarse de actas y contratos, así como sus juicios o calificaciones”.

Hay diferentes tipos de actas:

  • Actas de mera percepción, en las que el notario se limita a constatar el hecho o la percepción que tenga de los mismos y el paradigma es el acta de presencia.
  • Actas especiales o de control, en las que el notario realiza una labor de control de ciertas actuaciones. Aquí se incluirían las actas de sorteo, las de publicidad comercial, de fijación del saldo a efectos de ejecución o de subasta.
  • Actas de hechos propios del notario, que requieren una cierta actuación de éste. Aquí se comprenden las de notificación y requerimiento, de protocolización de documentos y de depósito.
  • Actas de calificaciones jurídicas, en las que el notario emite un juicio con efectos jurídicos. Son las actas de notoriedad de declaración de herederos ab intestato y las de inmatriculación de fincas.

¿Qué requisitos debemos cumplir para poder pedir al notario que realice un acta, como regla general?

 

  • Interés legítimo, es decir, tener una justa causa para pedir la intervención del notario.
  • Portar el DNI

Situaciones especiales:

 

ACTAS DE DECLARACIÓN DE HEREDEROS

Se necesita en los casos en que el causante (persona fallecida y de cuya herencia se va a tratar) no ha dejado formalizado testamento.

El objeto de la declaración notarial se extiende a todos los posibles herederos que podemos considerar genéricamente como “privados”, es decir, descendientes, ascendientes, cónyuge o persona unida por análoga relación de afectividad a la conyugal o sus parientes colaterales.

Está legitimado para instarla cualquier llamado a la herencia que acredite su interés legítimo. El Notario competente será  el que pueda actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su último domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en España, a elección del requirente.

¿Qué documentos se necesitan?

 

  • Certificado de defunción.
  • Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, acreditativo de que no existe testamento. Este documento, lo puede solicitar personalmente o a través de la Notaría.
  • Certificado de empadronamiento del causante.
  • Acreditar la situación familiar del causante, mediante la aportación del Libro de familia, certificados del Registro Civil, sentencia de separación o divorcio, o cualquier otro documento que acredite el parentesco y estado civil del causante.
  • Datos de los herederos y de las dos personas, sin interés directo en la declaración, que deben comparecer como testigos en el momento del otorgamiento del Acta de declaración de herederos abintestato, como conocedores de los hechos que la motivan.

Después de la firma de este acta, han de transcurrir veinte días para que se cierre haciendo la declaración de herederos; a partir de este momento podrá emitirse la primera copia del acta que es el título de la sucesión.