Autotutela

Mediante este documento una persona con plena capacidad de obrar, nombra a una o varias personas para que ejerzan los cargos de tutor, curador, etc… para el caso de que sea declarada incapaz. También podrá incluir disposiciones relativas al cuidado de su persona y se puede disponer las personas que quiere que se excluyan de esta función.

Herencia

¿Qué documentos debo aportar?
  • En caso de existir testamento, deberá aportarse copia auténtica o autorizada del mismo, que podrá solicitar directamente o a través del Notario que esté preparando la escritura de herencia.
  • En caso de no existir testamento, cualquier persona con interés legítimo podrá instar a un Notario del lugar dónde el causante tuviera su último domicilio, para que otorgue, con la presencia de dos testigos, el Acta de declaración de herederos abintestato (únicamente para el caso de que los herederos sean descendientes, ascendientes o cónyuge del causante, en los demás supuestos, deberá hacerse vía judicial).
  • Certificado de empadronamiento del causante.
  • DNI del causante.
  • Partida de defunción.
  • Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, que podemos obtener en la Notaría si no dispone de él.
  • Certificado de existencia de seguros de cobertura de fallecimiento, del que también nos podemos encargar nosotros.

Y en su caso:

Los títulos de propiedad de los inmuebles. El Notario obtendrá las referencias Catastrales.

  • Las fichas técnicas de los vehículos.
  • Los certificados bancarios de saldos a fecha de la defunción.
  • Los títulos de propiedad de las acciones, participaciones sociales…o bien un certificado expedido por el órgano de administración de la Sociedad.
  • Las facturas que acrediten los gastos de última enfermedad, entierro y funeral.
  • Los documentos que acrediten las deudas pendientes del causante.
  • Cualquier otro documento que pueda ser relevante para la acreditación de los bienes que integran la herencia o para la liquidación del Impuesto de Sucesiones ya que la aceptación de herencia queda sujeta a dicho impuesto.

Testamento vital o documento de voluntades anticipadas

Se trata del documento en cuya virtud una persona plenamente capaz puede dar instrucciones sobre los siguientes extremos:

  • Tratamientos médicos para el caso de que ya no pueda decidir por sí misma.
  • Designar a una persona que pueda tomar las decisiones oportunas conforme a su voluntad.
  • Disponer de sus órganos.
  • La forma de su entierro y funeral.
¿Qué es necesario aportar?
  • De nuevo, sus datos de identificación.
  • La identidad de las persona a quien quiere conferir ciertas facultades.
  • Y por supuesto, de nuevo su voluntad.

Testamento

¿Qué se necesita para otorgar testamento?
  • D.N.I, Tarjeta de residencia, N.I.E o pasaporte.
  • Y como solemos decir, la voluntad.

El notario redactará el testamento adecuando su voluntad a las disposiciones legales, es decir, nos encargamos de dar forma jurídica.

En el Testamento usted podrá regular su sucesión, nombrar tutor a sus hijos menores, o un administrador de sus bienes, así como indicar cómo quiere que se haga la partición de sus bienes. Podrá incluso nombrar a un albacea que se encargue de ello.

En Cataluña existe una gran libertad para otorgar testamento, ya que el único límite es la legítima y aquí se constituye por así decirlo, como una obligación del heredero para con los legitimarios.

Consulten en la Notaría sus posibilidades, le asesoraremos atendiendo a su situación personal y familiar y las circunstancias de su caso concreto.

Como curiosidad, decirles que en Cataluña también se puede otorgar Heredamiento.

Elevación a público de documento privado

¿Cuáles son los documentos necesarios?

El documento privado de que se trate, teniendo en cuenta que si es un contrato que tributa, deberá previamente liquidar el impuesto correspondiente.

Los datos de identificación de los comparecientes. En tal caso, si alguna de las partes que en su día suscribió el contrato privado hubiera fallecido, consulte con la Notaría.

Poderes

El poder es un acto por el cual una persona, (el poderdante) confiere facultades a otra (apoderado) para que actúe en su nombre y representación.

Puede darse en favor de una sola persona o de varias y en este último caso, para que actúen de manera mancomunada (es decir, todos conjuntamente) o solidaria (cada uno por separado).

¿Qué documentos debemos llevar a la notaría?

Con carácter general es indispensable:

  • Que nos indiquen cuales son las facultades que quieren delegar, es decir, ¿para qué necesitan el poder? ¿ para que va a ser utilizado?
  • Datos de indentificación del poderdante y su D.N.I, Tarjeta de Residencia, N.I.E o pasaporte.
  • Datos de identificación del apoderado.
  • Si se tratan de extranjeros, consulten en la notaría el caso concreto y así podremos informarles de los documentos que necesitamos para preparar su poder.
¿Cuáles son los poderes más frecuentes?
  • Poderes para pleitos: se confieren a abogados y procuradores para que nos representen en un procedimiento.
  • Poderes especiales: que atribuyen a una persona facultades concretas, las que el poderdante estime convenientes (ya nosotros nos encargaremos de informarle si están dentro de las posibles). Los poderes especiales pueden ser de muy variado contenido. No dude en consultarnos.
  • Poderes generales: Su nombre se debe a que mediante este tipo de poder permitimos que la persona que nosotros elegimos pueda actuar en toda la esfera de nuestro patrimonio, tanto para administrar e incluso vender.
  • Poderes mercantiles: Se dan en el ámbito societario. En este caso, si es administrador de una sociedad, deberá traernos las escrituras que le designan como tal.

Tenga en cuenta además, que cuando el poder se otorga por una sociedad, y las facultades delegadas son generales, el poder deberá inscribirse en el Registro Mercantil.

CUESTIÓN DEL APODERAMIENTO PREVENTIVO

Hoy en día podemos incluir en los poderes una cláusula de apoderamiento preventivo, para que el poder siga produciendo sus efectos a pesar de que la persona que lo dé pierda con posterioridad su capacidad de entender y querer. Es una cláusula muy práctica, sobre todo en caso de personas mayores o que puedan padecer alguna enfermedad. Esto nos permite ganar tiempo sin tener que acudir al procedimiento de incapacitación, pues hasta que este tenga lugar y se nombre tutor, nuestra cláusula seguirá surtiendo efecto.

¿Qué es la revocación de un poder?

Es el acto por el cual se deja sin efecto el poder previamente concedido, deberá indicarnos cuál es el poder que pretende revocar, para comunicarlo al Notario que tenga dicho poder en su protocolo.

Actas notariales

Según el artículo 17 LN y 144 RN “las actas notariales tienen como contenido la constatación de hechos o la percepción que de los mismos tenga el notario siempre que por su índole no puedan calificarse de actas y contratos, así como sus juicios o calificaciones”.

Hay diferentes tipos de actas:

  • Actas de mera percepción, en las que el notario se limita a constatar el hecho o la percepción que tenga de los mismos y el paradigma es el acta de presencia.
  • Actas especiales o de control, en las que el notario realiza una labor de control de ciertas actuaciones. Aquí se incluirían las actas de sorteo, las de publicidad comercial, de fijación del saldo a efectos de ejecución o de subasta.
  • Actas de hechos propios del notario, que requieren una cierta actuación de éste. Aquí se comprenden las de notificación y requerimiento, de protocolización de documentos y de depósito.
  • Actas de calificaciones jurídicas, en las que el notario emite un juicio con efectos jurídicos. Son las actas de notoriedad de declaración de herederos ab intestato y las de inmatriculación de fincas.
¿Qué requisitos debemos cumplir para poder pedir al notario que realice un acta, como regla general?
  • Interés legítimo, es decir, tener una justa causa para pedir la intervención del notario.
  • Portar el DNI
SITUACIONES ESPECIALES

Actas de declaración de herederos

Se necesita en los casos en que el causante (persona fallecida y de cuya herencia se va a tratar) no ha dejado formalizado testamento.

El objeto de la declaración notarial se extiende a todos los posibles herederos que podemos considerar genéricamente como “privados”, es decir, descendientes, ascendientes, cónyuge o persona unida por análoga relación de afectividad a la conyugal o sus parientes colaterales.

Está legitimado para instarla cualquier llamado a la herencia que acredite su interés legítimo. El Notario competente será  el que pueda actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su último domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en España, a elección del requirente.

¿Qué documentos se necesitan?
  • Certificado de defunción.
  • Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, acreditativo de que no existe testamento. Este documento, lo puede solicitar personalmente o a través de la Notaría.
  • Certificado de empadronamiento del causante.
  • Acreditar la situación familiar del causante, mediante la aportación del Libro de familia, certificados del Registro Civil, sentencia de separación o divorcio, o cualquier otro documento que acredite el parentesco y estado civil del causante.
  • Datos de los herederos y de las dos personas, sin interés directo en la declaración, que deben comparecer como testigos en el momento del otorgamiento del Acta de declaración de herederos abintestato, como conocedores de los hechos que la motivan.

Después de la firma de este acta, han de transcurrir veinte días para que se cierre haciendo la declaración de herederos; a partir de este momento podrá emitirse la primera copia del acta que es el título de la sucesión.